4 Estrategias para ser Libre de las Críticas

Tengo un amigo que dice que todo en la vida tiene dos ángulos, a menos que uno esté personalmente involucrado en cuyo caso tiene uno sólo. Así somos los humanos, nos sentimos seguros y ciertos en nuestro punto de vista y allí nos instalamos. Sin embargo, para poder crecer, para poder convivir y vivir en paz debemos reconocer que existe el otro ángulo, que hay varias maneras de ver el mundo, de entender las situaciones y de vivir las experiencias. Hoy les propongo que por un momento nos pongamos en los zapatos del otro, que nos pongamos en esta oportunidad en el lugar de quien está siendo juzgado, criticado.

Qué haría Buddha

Hay una sencilla historia del Buddha que nos puede ayudar a considerar el punto de vista de quien recibe las críticas.

“Un día, después de haber sido arengado violentamente por un grupo de monjes, Buddha seguía sonriendo serenamente. La actitud del Buddha desconcertó de tal manera a sus agresores que uno de ellos le preguntó, “¿Cómo es posible que mantengas tu ecuanimidad, cómo puedes mantenerte tan sereno?”. Buddha les respondió con la siguiente pregunta :”¿Qué haces si recibes un regalo que no quieres?” Ellos respondieron, “Lo rechazamos”. El Buddha respondió: “De la misma manera, yo rechazo tu regalo de odio y de ira.”

Podemos decidir seguir el ejemplo del Buddha, tenemos la opción de rechazar las críticas y cuidar y mantener nuestra serenidad o podemos decidir aceptar las agresiones, también tenemos esa opción Lamentablemente la mayoría de las veces decidimos aceptarlas, y en consecuencia sufrimos y nos sentimos ofendidos y nos llenamos de ira porque hacemos depender nuestro sentido de paz de la aceptación de los demás, buscando la tranquilidad fuera de nosotros en lugar de buscarla adentro, en la quietud de nuestro ser. Estamos condicionados a creer que lo que otros dicen, o piensan, o creen acerca de nosotros o de cualquier cosa es importante y por supuesto, mientras más poder y autoridad tenga quien emite la opinión, mayor el poder de ese condicionamiento.

Esta manera de percibir la vida es una receta segura para sufrir, porque la crítica duele y los cumplidos nos brindan placer, pero ambos están condicionados a los demás. Nuestro deseo de uno y rechazo al otro es lo que nos causa el sufrimiento.

Requiere trabajo y atención llegar a la serenidad del Buddha, ser capaces de rechazar el odio, la envidia, la ignorancia que pueden estar motivando una crítica negativa. No es imposible, podemos transitar ese camino hacia la ecuanimidad y la sabiduría con pequeños cambios en la manera como percibimos, como reaccionamos, como actuamos ante las críticas. Podemos incluso convertir la experiencia en una de crecimiento con el uso de estas estrategias:

 

  1. Mantén el respeto por la persona que te critica

Considera y acepta la posibilidad de que quien te critica simplemente está siendo humano y que no está siendo cruel a propósito, que simplemente está enojada, que se ha dejado llevar por las emociones.

  1. Se curioso.

Si, curioso acerca de lo que se está expresando, cómo se está expresando, poniendo atención para reconocer lo que haya de verdad en lo que se dice. Es muy interesante y valioso este aspecto de cultivar la curiosidad, porque nos permite escuchar los puntos válidos y nutrirnos, de ellos. Es igualmente importante que seamos intensamente curiosos acerca de nosotros mismos, porque el peor criticismo y el que muchas veces es el único que nos afecta es el que viene de nosotros mismos y si nos damos a la tarea de conocernos, el criticismo llegará como algo que nos puede refrescar, como una brisa renovadora.

 3. Acepta sólo lo que te puede resultar útil y permite que la otra persona viva sus emociones.

Esta estrategia no sólo nos libera de las granadas emocionales en las que la crítica viene envuelta, sino que nos permite beneficiarnos de una observación justa, de un nuevo ángulo de nuestra realidad que por distintas circunstancias permanecía escondido para nosotros.

  1. Se compasivo

Es muy importante sentir compasión por la persona que nos critica, especialmente cuando la crítica viene de alguien que quiere disminuirnos para él o ella poder resaltar en comparación. La mejor actitud ante una crítica de ese tipo es simplemente dejarla ir. Son sólo pensamientos de la otra persona. Todos tenemos miles de ellos cada día, todos pasan y sólo tienen significado para quien los piensa.

Estas estrategias no sólo nos pueden ayudar a liberarnos de la esclavitud de la crítica sino que nos hacen conscientes y nos ayudan a evitar los problemas que surgen cuando la gente trata de involucrarnos en su drama.

No toda crítica es dañina,

Aunque la palabra “crítica” tiene connotaciones negativas, no toda crítica tiene mala intención. Se habla de crítica positiva y de crítica negativa, esta última es la que viola, abusa y destruye, mientras que la primera es una observación sincera, una opinión dada amorosamente que más bien nos ayuda a llegar a un lugar de ecuanimidad, que puede ser emocional, en nuestras relaciones, en nuestra expresión artística o en el lugar de trabajo. Una crítica positiva es constructiva, estimula nuestra creatividad, nos ayuda a crecer y nos llena de energía y de deseos de trabajar para mejorar lo que sea que estamos haciendo.

La mejor estrategia

Sin embargo, la mejor estrategia es liberamos de la necesidad de cumplidos y de la lucha contra el criticismo buscando nuestra paz dentro de nosotros; sólo entonces podemos relacionarnos con los demás desde la fuente de nuestro verdadero ser, donde sólo existe amor, compasión, comprensión. La meditación es la herramienta ideal para trabajar en ese encuentro con nuestra esencia, con nuestro centro de serenidad. Los invito a meditar, a desarrollar su conexión interior.

 

“No debemos creer demasiado en los elogios,

la crítica a veces es muy necesaria.”

Dalai Lama

 

 

  Artículos relacionados

Comentarios

  1. Marlene  julio 11, 2015

    Estupendo tema y sus mensajes. Orientan sobremanera. Gracias.!

    responder
    • Regina Velasquez  julio 18, 2015

      Gracias por tu comentario Marlene, me alegra que puedan ser de utilidad. Namaste.

      responder
  2. irama  agosto 22, 2015

    Gracias,por tus consejos en estos momentos q paso por una crisis de salud al leer comencé a respirar.Gracias

    responder
    • Regina Velasquez  agosto 28, 2015

      Hola Irama, me alegra que este artículo haya sido de utilidad y te haya brindado serenidad. Espero que te recuperes muy pronto, la respiración consciente es de gran ayuda. Namaste

      responder
  3. Ana Cecilia Indalino  septiembre 16, 2015

    Excelente tema, me gusta tu página

    responder
    • Regina Velasquez  septiembre 17, 2015

      Ana Cecilia, Me honra y me anima tu comentario. Me alegra mucho que te guste mi página, la hago con todo amor y la intención de compartir lo bueno.

      Namaste,

      Regina

      responder

Añadir un comentario